¿Comprar o alquilar esquís?

 

“Tener o no tener. Esa es la cuestión…”

Para saber si comprar o alquilar esquís, lo primero que uno debe preguntarse es si realmente merece la pena comprar unos esquís. La respuesta debería depender directamente del número de días que acudimos a esquiar por temporada.

A final de temporada podemos encontrar auténticas gangas si buscamos bien. Es la última oportunidad para la tienda de poder vender material de esa misma temporada hasta el próximo invierno. Esquís valorados en 800 euros pueden llegar a costar 400. Eso es un 50% de rebaja. Un chollo, ¿no?. Bueno… no está tan claro. Así que hagamos números.

Una persona que acuda cinco fines de semana durante la temporada y haga una escapada de cinco días en Navidad o cualquier semana que quiera coger libre, disfrutará de 15 días de esquí en total. Si optara por alquilar el material en lugar de usar material en propiedad, y eligiera esquís de gama media, emplearía entre 225 y 300 euros , a razón de 15-20 euros por día. Si eligiéramos alquilar esquís de gama alta la cifra ascendería a entre 375 y 450 euros, a razón de 25-30 euros por día. La conclusión es sencilla: sólo si alquilamos material de gama alta nos acercamos a lo que cuesta un esquí de gama alta ¡en rebajas del 50%!.

Las ventajas de alquilar sobre la compra son varias:

  • No debemos preocuparnos del mantenimiento y los gastos del material.
  • El gasto total es menor si no subimos muy a menudo.
  • Evitamos el transporte y sus accesorios: fundas, porta-esquís, etc.
  • Podemos cambiar de esquís cuando se nos antoje. ¡Uno distinto por día!

 

Pero también existen algunos inconvenientes:

  • Los primeros minutos son siempre un poco raros si nunca usamos el mismo esquí, y por lo tanto no estamos acostumbrados.
  • Cada año gastaremos una cifra de alrededor del 25% del valor de un esquí de gama alta en alquileres.

 

Con todo, al final, la decisión está en nuestras manos. ¡Y en nuestras calculadoras!. Aplicando el sentido común, acertaremos. Si el esquí nos ha enganchado lo suficiente y hemos empleado ya una buena cifra en clases particulares para dominar la técnica y acudimos a esquiar alrededor de 20-25 días por temporada, debemos empezar a plantearnos la adquisición de nuestros propios esquís.

No obstante, antes de tener esquís deberíamos haber adquirido otro elemento fundamental del equipo: las botas. Las botas son el medio con el que interactuamos con los esquís, y éstos con el terreno. A través de nuestros pies, recibimos una cantidad de información inmensa, además de ser “las palancas de control”. Es por ello que debemos adquirir unas botas que nos permitan recibir toda la información posible, de forma cómoda y segura. Cualquiera que haya estado alquilando botas durante un tiempo y luego haya pasado a adquirir unas, conoce la diferencia… ¡y no tiene precio!

 

Índice de la Guía para Comprar Esquís de SkiReviewer

Introducción

1.- Un océano de material de esquí – Una introducción a tanta variedad

2.- ¿Comprar o alquilar esquís? – La conveniencia de tener tus propios esquís

3.- Tipos de esquís. Guía rápida

4.- Tipos de esquí – Explicadas una por una

5.- Tipos de Terreno – La nieve, el terreno y el tiempo pueden ser muy distintos, inluso en un mismo país

6.- Altura y Peso del Esquiador – Y algunas otras consideraciones para elegir la medida correcta

7.- Gráfico de Medidas del Esquí – La medida a elegir según tu altura, peso y tipo de esquí en un solo gráfico

8.- El Gráfico de Medidas del Esquí explicado – Ideas y trucos para elegir el esquí adecuado a primera vista


© Copyright SkiReviewer – Todos los derechos reservados.

Esta entrada está también disponible en English Version.

Albert Valbuena - Spanish (66 Posts)

Me llamo Albert y soy de Barcelona. Esquío desde los diez años, aunque lo hago con regularidad desde los 18. A mis 32, he decidido crear Ski Reviewer después de estar involucrado a nivel profesional dentro del mundo del esquí desde 1999. Empecé por lo más bajo, pero tras años de esfuerzo me titulé como Técnico Deportivo en Esquí Alpino en 2006 por ETEVA. Seguidamente, pasé algunas temporadas impartiendo clases, entrenando chavales en el club local y siendo parte del núcleo organizador de carreras y eventos en Boí-Taüll Resort. En 2011 terminó esa etapa y en 2014 comienzo Ski Reviewer.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *