Dynastar Speed Omeglass Pro R20 Racing

Dynastar Speed Omeglass Pro R20 Racing

 

Mini Dynastar - SkiReviewer

El Dynastar Speed Omeglass Pro R20 Racing es el tope de gama en la oferta de Eslalon de Dynastar. La marca Omeglass es muy conocida en el mercado. Ha definido la línea de esquís SL en Dynastar durante los últimos diez años. Cualquiera que la oye nombrar sabe inmediatamente de qué se está hablando: giros infinitos, precisos y poderosos.

Su perfil es el típico de un esquí SL con una línea de cotas profunda, una espátula generosa y, en el caso de este modelo en particular, una cola con forma muy afilada. No veremos un final tan estrecho, afilado y una cola más extrema en el mercado de Eslalon que la del Dynastar Speed Omeglass Pro R20 Racing. De hecho, es tan larga que la longitud efectiva del canto es un poco más corta que en otros esquís. Con un ancho de espátula de 119 mm., giraremos fácilmente manteniendo la precisión a la entrada de cada vuelta. Un patín de 67 mm. cae en medio de los más finos de 63-64 mm. y los más anchos, de 71-72 mm. Su perfil deja el radio de giro teórico en  sólo 12 metros, lo cual es obviamente bueno para un esquí de Eslalon.

Dynastar Speed Omeglass Fluid © Skis Rossignol SAS

Dynastar Speed Omeglass Fluid
© Skis Rossignol SAS

El método de construcción es el clásico sandwich. Núcleo de madera, capa de metal de titanal, fibra de vidrio, paredes laterales verticales, cantos de metal y una base de polietileno conforman la estructura básica. La adición de capas de metal en el Dynastar Speed Omeglass Pro R20 Racing se basa en una buena razón. Sí, podría hacer que el esquí sea un poco más difícil de doblar, pero la ventaja obtenida es mayor cuando apretamos mucho el canto y nos vemos propulsados hacia el siguiente giro sin esfuerzo. La fibra de vidrio es uno de los materiales comunes usados en la producción de esquís. Proporciona al esquí su viveza. Existen otros materiales que hacen lo mismo, como el kevlar o la fibra de carbono. Hace algunos años, la dyneema era uno de esos materiales sintéticos utilizados por Dynastar. El rebote característico de la fibra (sea cual sea de las mencionadas) puede llegar a ser más agresivo de lo deseado, pero es el precio de obtener un esquí con mucha viveza. Para controlar estas reacciones, el metal añadido en capas es un gran aliado. El esquí mantiene su «pop», pero éste es menos violento y más controlable. El secreto está en la mezcla adecuada de estos materiales, que por supuesto no va a ser desvelada por Dynastar bajo ninguna circunstancia.

La oferta de medidas puede parecer corta, pero si hablamos de esquís de Eslalon, dos medidas son suficientes para todos nosotros. Como en la Copa del Mundo, la medida corta se recomienda generalmente para mujeres o esquiadores bajos. La más larga (tengamos en cuenta que eso son 165 cm.) es adecuada para hombres y esquiadores fuertes o pesados. Sobrepasando la barrera de los 2 kg. solo por 90 gramos, puede parecer «ligero» para algunos, pero una vez lo sostenemos en la mano con la fijación montada, nadie va a pensar en él como un esquí ligero.

Fijación Look SPX 12 Maxflex © Skis Rossignol SAS

Fijación Look SPX 12 Maxflex
© Skis Rossignol SAS

Hablando de fijaciones y placas, el Dynastar Speed Omeglass Pro R20 Racing incluye la interfaz R20 Racing. La R20 se divide en dos mitades clavadas con cuatro tornillos, dos de los cuales (los dos en los extremos) son flotantes, permitiendo un poco de movimiento libre, lo cual es bueno para el patrón de flexión del esquí. ¿Por qué? Si no permitiéramos que el esquí se doblara libremente, no funcionaría como se espera y una parte de él sería inútil. Por encima, encontramos la fijación SPX 12 Maxflex de Look, con un rango DIN de 3,5-12 DIN y un freno de 80mm.

Si te gusta el esquí potente y deseas el máximo número de giros posible mientras disfrutas de un par de esquís muy vivos, el Dynastar Speed Omeglass Pro R20 Racing es una de las mejores apuestas. Que lo disfrutes.

Albert Valbuena - Spanish (66 Posts)

Me llamo Albert y soy de Barcelona. Esquío desde los diez años, aunque lo hago con regularidad desde los 18. A mis 32, he decidido crear Ski Reviewer después de estar involucrado a nivel profesional dentro del mundo del esquí desde 1999. Empecé por lo más bajo, pero tras años de esfuerzo me titulé como Técnico Deportivo en Esquí Alpino en 2006 por ETEVA. Seguidamente, pasé algunas temporadas impartiendo clases, entrenando chavales en el club local y siendo parte del núcleo organizador de carreras y eventos en Boí-Taüll Resort. En 2011 terminó esa etapa y en 2014 comienzo Ski Reviewer.


by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *