Esquís Stöckli 2013-2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mini Stockli - SkiReviewer

 

Cuando contacté con el importador de Stöckli tuve la fortuna de encontrarme con personas muy dispuestas a colaborar, y han hecho posible que Stöckli sea una de las marcas mejor representadas en el lanzamiento de SkiReviewer.

Para el test de la gama Stöckli 2013-2014, por cortersía del importador, fui acompañado y auxiliado por dos enormes esquiadores del Pirineo: Oriol Canal, Director Técnico del Ski Club Camprodon, licenciado en INEF y esquiador desde que tiene memoria. Y Artur Martí, campeón de España Absoluto de SL en la temporada 2010-2011, entrenador del Ski Club Camprodon y colaborador habitual de la FCEH (Federación Catalana de Deportes de Invierno). Fue un placer ir acompañado por ellos y fueron de enorme ayuda, puesto que sirvieron de guía en una estación desconocida para mí como es Vallter 2000.

Stöckli es un fabricante reconocido mundialmente, sobre todo por su exclusividad y calidad. En cuanto a lo primero, basta acercarse un fin de semana cualquiera a una estación concurrida para darnos cuenta de que no es una marca tan popular como otras. Tampoco es un fabricante de enormes tiradas, con una gran variedad de modelos. Basta comparar el número de pares por catálogo con el de oras marcas para constatarlo. En cuanto a la calidad, muchos porpietarios de esquís Stöckli cumplen la siguiente condición: son esquiadores acérrimos. Entre ellos podemos encontrar profesores de esquí, entrenadores y personas con un alto grado de afición a este deporte. Además de ser esquiadores exigentes en cuanto al plano técnico, lo son en cuanto a la durabilidad y calidad general del material que compran. Stöckli satisface ampliamente a este distinguido y exigente grupo.

Entre los cinco modelos probados, podemos establecer dos grupos diferenciados. Por un lado, los dos esquís más específicos en una disciplina (léase los modelos Laser SL y GS); y por el otro los tres pares restantes. Estos últimos, tienen una filosofía más polivalente y menos marcada por las exigencias del guión.

En general, Stöckli ha sabido plasmar cinco perfiles disintos en los cinco pares, de una forma excelente. Todos son distintos en su comportamiento y reacciones. Y todos cumplen perfectamente con la filosofía del perfil de esquiador elegido, lo cual es toda una garantía de entrada.

Otra cualidad remarcable de la gama de esta temporada 2013-2014 es que todos los modelos están pensados para el esquiador. A priori parece una perogrullada. “¿Cómo no iban a estar pensados para el esquiador?” os preguntaréis con suspicacia. Lo que quiero decir es que siendo todos modelos de gama alta, de gran calidad y de una marca exclusiva, todos aportarán un plus a nuestro esquí. Resumido, sería tal como sigue:

 

Spirit Globe

Obedece sin rechistar. Nos ayudará en todas y cada una de las curvas que tracemos. Tanto, que podremos esquiar toda la jornada sin apenas cansarnos. Un esquí noble en todo momento, que hará todo lo que le pidamos con suavidad, transmitiendo aplomo, seguridad y un control total.

Y85

Nos hará reyes del giro corto en pista, aún llevando un patín de 85mm. de anchura, con lo que ello significa fuera de pista. Un esquí que nos permitirá coser a curvas, literalmente, nuestra ruta fuera de pista favorita cuando se encuentre bien cargada de nieve.

Laser AR

Será nuestra mejor baza en toda circunstancia. Su anchura nos dará una buena flotabilidad en nieves hondas. Su justa proporción hará que apenas nos demos cuenta de ello en pista. En curvas de radio medio disfrutaremos de su radio natural. En el resto de radios nos sentiremos cómodos, seguros y conectados con la pista.

Laser SL

Nos hará descubrir que las curvas cortas conducidas no son exclusivas de súper-esquiadores. Eso sí, hay que tener en cuenta su reactividad. Preciso, fácil, reactivo, rápido son algunos de los calificativos que le caen bien a este modelo. En definitiva, un SL más asequible de lo que creemos, con el que iremos más rápido de lo que habíamos pensado.

Laser GS

Un esquí de GS perfecto para introducirse en la modalidad. Aún siendo un GS (de calle), nos indicará si lo estamos pisando bien o no, sin hacernos sentir mal encima de ellos. A destacar también su movilidad y facilidad de manejo.

 

En cuanto a lo estético, en general, los fabricantes están al día de las tendencias y la moda. En los últimos tiempos hemos ido viendo destellos retro en algunos esquís, pero también en muchos otros ámbitos, incluso pasados por el túrmix de la modernidad.

De siempre, Stöckli se ha caracterizado por un estilo más bien serio e incluso algo seco comparado con otras marcas, pero siempre efectivo. Usan algunos elementos estéticos de la competencia, pero les dan otra medida, más austera, con el fin de diferenciarse del resto. Objetivo claramente cumplido, de forma que los diseños de Stöckli siempre han sido distinguidos y más elegantes.

Los diseños de esta temporada no son la excepción. Colores lisos, con notas discretas en cola y espátula (a excepción del nombre de la marca). Los modelos Laser SL y GS son los más chillones. Y es que la gama de carreras necesita de pinturas de guerra. En cambio, los otros modelos se distinguen precisamente por la elegancia, cierta sobriedad helvética, unida a unos colores menos llamativos.

Equipan todos fijaciones Salomon. En la gama FIS de competición, las fijaciones son más estrechas y de mejor calidad (aparte de mayor dureza) que en el resto de esquís. La dimensión de las aletas de la puntera de los esquís es casi desproporcionada en toda la gama no-FIS. En los modelos donde no van montadas muy arriba respecto a la suela, pueden llegar a tocar el suelo si nos inclinamos de forma exagerada. Claro está que casi nadie -por no decir nadie- va a llegar a esquiar a esos extremos. Y este hecho es sólo remarcable al modelo Spirit. Pero es difícil entender por qué Salomon no adopta unas medidas más sensatas para las aletas frontales, como sí hace en la gama superior, destinada a competición. Los esquiadores menos buenos son los que sí necesitan todas las ayudas posibles. Una aleta grande favorece el calzado del esquí pero tan grandes es demasiado.

Una excelente opción alternativa es comprarlos sin fijación y hacernos instalar un sistema de placa + fijación del fabricante Vist. No sólo tendremos un magnífico esquí bajo los pies, sino que tendremos uno de los mejores sistemas integrados del mercado. Una excelente combinación de esquí, placa y fijación. Es esta combinación la que se ha visto muchos años en Stöckli.

Otro detalle que distingue a Stöckli es la inclusión de un troquelado en la cola de los esquís. Muchos fabricantes usan plástico o goma dura como protección en las colas. Stöckli usa metal, donde graba el número de serie de cada par. Esto nos servirá para distinguir nuestro modelo del resto y, aunque no previene el robo, sí puede ayudarnos en una inspección rápida si recordamos la numeración. O incluso a la hora de denunciar tan desafortunado hecho. La mayoría de fabricantes incluye el número de serie como Stöckli, pero lo hacen en pintura y a veces en lugares donde algún golpe o rayón puede hacerlos desaparecer. Estos pequeños detalles de calidad distinguen a Stöckli del resto.

© Copyright – Derechos Reservados

by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.