Esquí Salomon X-Race

Esquí Salomon X-Race

Mini Salomon - SkiReviewer

 

El Salomon X-Race es uno de los dos modelos ofrecidos por Salomon en su gama Race. Es una verdadera lástima, ya que Salomon es una marca muy conocida y en el pasado tuvo una cantidad significativa de esquís Race en su catálogo.

 

 

Salomon X-Race - Click to enlarge © Salomon SAS

Salomon X-Race – Click to enlarge
© Salomon SAS

Siendo este esquí la única elección posible en muchos países del mundo, el rango de medidas es bastante amplio y cubre todas las posibilidades entre los 155 cm. y los 180 cm. La línea de coas cambia con cada medida y, como resultado, en las más cortas está más orientada al giro corto, mientras que en medidas largas como 175 y 180 cm. se convierte más en un race carver. La longitud más polivalente es la de 170 cm., que es la central.

En cuanto a tecnologías, el Salomon X-Race parece estar relleno hasta arriba, aunque muchas de las características principales no son más que métodos de construcción estándar muy corrientes en la industria de fabricación de esquís. “Powerline Titanium”, “Full Woodcore Race”, “Pulse Pad”, “Active Contact Sidewalls”, por nombrar unas cuantas. Todas comparten nombres sofisticados, con palabras que suenan muy bien, pero al final no hallamos ningún milagro que las sostenga. De hecho, algunas son redundantes, como el “Powerline Titanium” y la “Double Laminate”. Son la misma cosa, o sea una sola característica: el esquí incorpora un laminado de titanio. Como es bien conocido, estas láminas ayudan a controlar las reacciones de los esquís suavizándolas y haciéndolas menos rudas.

En resumen, el método de construcción es el método Sandwich «estándar», utilizando un núcleo de madera, fibra alrededor, capas de metal para amortiguar las reacciones, base de polietileno sinterizado y una bonita cubierta de plástico ABS en la punta. Muy sencillo pero efectivo, si las partes internas están bien distribuidas y son de buena calidad.

La placa del Salomon X-Race es la “Race Plate XX”. Un extracto de la web de la marca afirma: “Enorme transmisión de potencia para un gran agarre y un juego rápido de canto a canto”. Aparte de lo «enorme» que es todo, concentrémonos en el «rápido juego de canto a canto». Ese juego sería más fácil y de hecho más verdadero en las medidas más largas donde la cintura del esquí está por encima de los 70 mm. Pero quedémonos con que es de alguna manera ancho y se sentirá ancho, especialmente en medidas cortas donde el juego no será tan divertido como los chicos de márketing afirman.

El diseño de la placa es más bien sencillo, y consiste en dos partes conectadas por una inserción de plástico en el medio. Cuatro tornillos de fijación anclan firmemente la placa al esquí, y cinco tornillos flotantes que se deslizan longitudinalmente permiten la flexibilidad necesaria.

Como añadido para este esquí, Salomon ha incorporado un protector de punta y cola que a menudo es requerido en muchos esquís. Los usuarios de esquís Race típicos no deberían apreciar esta «característica» tanto como los esquiadores ocasionales. ¿Por qué? Bueno, si eres un esquiador experto y vas en modo «race», seguramente cuidarás bien tu equipo y no necesitarás realmente estas protecciones, excepto si haces Slalom serio donde sí es necesaria algún tipo de cubierta.

¿Es el Salomon X-Race un buen esquí Race? Salomon cree que sí. Yo no. Este esquí está obligado a abarcarlo todo y obviamente no puede. El perfil está equivocado, la cola no es la adecuada para nadie a excepción de los “derrapadores” (o sea, los que no tienen más remedio que ir derrapando porque no saben más), la placa es muy, muy sencilla y la protección de punta y cola ya nos da una idea de en quién estaban pensando en Salomon. Claramente no estaban pensando en esquiadores hábiles y expertos, sino en el público general que busca la experiencia «racing». Si la palabra «Race» significa algo para ti, busca en otra parte.

Albert Valbuena - Spanish (66 Posts)

Me llamo Albert y soy de Barcelona. Esquío desde los diez años, aunque lo hago con regularidad desde los 18. A mis 32, he decidido crear Ski Reviewer después de estar involucrado a nivel profesional dentro del mundo del esquí desde 1999. Empecé por lo más bajo, pero tras años de esfuerzo me titulé como Técnico Deportivo en Esquí Alpino en 2006 por ETEVA. Seguidamente, pasé algunas temporadas impartiendo clases, entrenando chavales en el club local y siendo parte del núcleo organizador de carreras y eventos en Boí-Taüll Resort. En 2011 terminó esa etapa y en 2014 comienzo Ski Reviewer.


by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *